LIDERAZGOS GASTADOS, INVENTADOS Y SUBESTIMADOS

Por Juan Arroyo – Integrante del equipo PRO en la ciudad de Moreno.

En Moreno la política a 30 días del cierre de listas empieza tornarse ruidosa, bulliciosa y ciertamente confusa. A legisladores locales que nunca se les había escuchado el timbre de voz se los empieza a conocer y hasta se embanderan como paladines de la justicia reclamando la solución a todas las falencias que, genéricamente, tiene  nuestro distrito justo cuando sus 4 años en la banca que no honraron está por finalizar… pero hoy no hablaremos de ellos. La política tiene sus matices, tanto para adentro como para afuera de ella. Existen líderes de todo tipo y eso es donde vamos a enfocarnos.  En Moreno existen claramente 3 tipos de líderes: los gastados, los inventados y los subestimados.

Los lideres gastados son aquellos que hace años ocupan un espacio que oscila entre el shing y el shang, van dando saltitos entre distintos actores políticos nacionales, se acomodan y no necesariamente activos en funciones, pero sí que cada 2 años su apellido esta adosado a alguna lista. Hablan, hacen declaraciones interesantes pero la gente ya los conoce y no termina creyéndolas. Esos apellidos históricos, que ya deberían ser historia, terminan siendo por decantación socios de la decadencia del municipio.

Luego aparece un nuevo tipo de líder, el inventado. Ellos caen en paracaídas en el centro de un lugar, cambian su domicilio y se autoproclaman coterráneos. Pero la realidad marca que desde Palermo a Moreno por autopista son tan solo 60 minutos es lo que separa un territorio a otro. Claramente se los nota perdidos en nuestro distrito, no conocen la realidad y solo en las fotos que en 3 días a la semana se acumulan muestra algo de trabajo codo a codo con el vecino.

Y por ultimo tenemos a los líderes subestimados. Estos líderes son los que año tras año desde hace mucho luchan por un Moreno mejor, saben que es ahora el momento de cambiar la realidad. Estos líderes de diálogo y acuerdo son subestimados por los inventadnos y los gastados. Pero con un trabajo minucioso, trabajando todos los días y formando equipos van a poder cambiar nuestra realidad. Estos subestimados son aquellos que le dicen la verdad al vecino, que no les mienten y que les propone trabajo, esfuerzo, derechos y obligaciones. No va a ser fácil el trabajo para que Moreno se recupere y cambie su tendencia hacia la decadencia y el abandono.

Mientras la rosca nacional y provincial define sus mejores candidatos, localmente se espera una definición hasta el último minuto y es claramente necesario que hombres y mujeres que conozcan el territorio sean quienes las integren, algo así como hombres de la provincia para la provincia y hombres de Moreno para Moreno.