EL ASTILLERO RÍO SANTIAGO NO SE TOCA

Por: Agrupación Gris, Blanca y Dorada


Agrupación Azul y Blanca
Agrupación Los Cobras
Foro Naval Argentino
Agrupación ADN
Agrupación Verde y Blanca- 2 de Abril
Club Astillero Río Santiago
Consejo de Fábrica- Astillero Río Santiago
Social 21, La Tendencia

La parálisis y el vaciamiento del 𝐀𝐬𝐭𝐢𝐥𝐥𝐞𝐫𝐨 𝐑í𝐨 𝐒𝐚𝐧𝐭𝐢𝐚𝐠𝐨 son la antesala de su privatización y cierre. Los responsables son externos e internos. Inglaterra y EE.UU prohíben su reactivación porque jamás olvidarán que el ARS fabricó los dos buques de guerra con los que se recuperaron las Malvinas en 1982: la fragata misilística 𝐒𝐚𝐧𝐭í𝐬𝐢𝐦𝐚 𝐓𝐫𝐢𝐧𝐢𝐝𝐚𝐝 y el buque de desembarco de tropas 𝐂𝐚𝐛𝐨 𝐒𝐚𝐧 𝐀𝐧𝐭𝐨𝐧𝐢𝐨. China pretende usarlo de cabecera de playa y desembarcar con su empresa Chery, a instancias del embajador argentino Sabino Vaca Narvaja. Coherente con los anuncios de Franco Macri en 2008, el monto-privatista promueve la inversión de Chery para fabricar autos eléctricos en Argentina y particularmente en el ARS.

Obedientes a esta geopolítica no constructiva Macri-Vidal-Tizado intentaron dejarlo sin efecto pero no pudieron lograrlo gracias a la resistencia de los trabajadores que movilizando, batallando contra la policía y hasta tomando el Ministerio de Economía de la Provincia, lograron frenar el avance liberal-privatista. Sin embargo, hoy nos encontramos con políticas que nada tienen que ver con la reactivación productiva que necesita nuestra fábrica ni con la historia de lucha que ha honrado al ARS como símbolo de soberanía. Colaboracionistas gremiales como “Cachorro” Godoy-ATE Nación, “el Colorado” De Isasi-ATE Provincia y “Pancho” Banegas-ATE Ensenada acompañan al actual presidente impulsado por Secco, Pedro Wasiejko, que dice que para reactivar el ARS es necesario un cambio de personería jurídica y razón social.

Proveniente del comunismo antiperonista defensor del capital privado y enemigo de la propiedad estatal, Wasiejko quizá no advierte que el 𝐀𝐬𝐭𝐢𝐥𝐥𝐞𝐫𝐨 𝐑í𝐨 𝐒𝐚𝐧𝐭𝐢𝐚𝐠𝐨 𝐝𝐞 𝐉𝐮𝐚𝐧 𝐏𝐞𝐫ó𝐧 desde su creación el 𝟐𝟐 𝐝𝐞 𝐦𝐚𝐲𝐨 𝐝𝐞 𝟏𝟗𝟒𝟖, en sus 73 años de historia, fabricó 78 construcciones sin necesidad de ninguna reforma jurídica. ¿O pretende usar esta excusa para hacer lo mismo que hicieron con YPF y privatizar el ARS? Sindicalista que durante el Macrismo no frenó ningún tarifazo ni intentó recuperar una sola empresa de servicios públicos, hoy se mete con la única empresa estatal que le ganó a la privatización. ¿Por qué no objeta la personería jurídica de YPF que desde que es S.A castiga a todo el Pueblo con aumentos de precio del combustible? Entérese Wasiejko: el Astillero Río Santiago es patrimonio social de los argentinos y sigue en pie gracias a la salvaje lucha de sus trabajadores que han dejado hasta su vida para que la fábrica siga siendo 𝟏𝟎𝟎% 𝐞𝐬𝐭𝐚𝐭𝐚𝐥 𝐞 𝐢𝐦𝐩𝐞𝐧𝐞𝐭𝐫𝐚𝐛𝐥𝐞 𝐚𝐥 𝐜𝐚𝐩𝐢𝐭𝐚𝐥 𝐩𝐫𝐢𝐯𝐚𝐝𝐨.

En el ARS no falta trabajo, sino voluntad. Actualmente la obra del buque 𝐄𝐯𝐚 𝐏𝐞𝐫ó𝐧 -construcción N° 79- está frenada en el muelle de alistamiento, el 𝐉𝐮𝐚𝐧𝐚 𝐀𝐳𝐮𝐫𝐝𝐮𝐲 -construcción N° 80- en grada 1, dos lanchas LICA en las gradas 2 y 3, entre otras obras como la transformación del remolcador Soledad RUA, del buque de carga Paraná I y del buque oceanográfico Capitán Oca Balda. Los históricos proyectos de ley del ARS reactivarían a fondo su producción, y hoy vuelven a tener estado parlamentario gracias a la Diputada Nacional Magdalena Sierra y las firmas de Hugo Yasky, Mónica Macha, Claudia Bernazza, Maida Cresto y Liliana Yambrún. 𝐓𝐫𝐚𝐧𝐬𝐩𝐨𝐫𝐭𝐞 𝐩𝐨𝐫 𝐀𝐠𝐮𝐚 𝐜𝐨𝐧 𝐑𝐞𝐬𝐞𝐫𝐯𝐚 𝐝𝐞 𝐂𝐚𝐫𝐠𝐚 (expte. D-2965/20) crea un mercado de fletes marítimos protegido para la bodega nacional y establece, para empresas que quieran beneficiarse de ese derecho, la obligación de construir sus buques en astilleros argentinos. El 𝐅𝐨𝐧𝐝𝐨 𝐝𝐞 𝐃𝐞𝐬𝐚𝐫𝐫𝐨𝐥𝐥𝐨 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐈𝐧𝐝𝐮𝐬𝐭𝐫𝐢𝐚 𝐍𝐚𝐯𝐚𝐥 𝐍𝐚𝐜𝐢𝐨𝐧𝐚𝐥 -𝐅𝐎𝐃𝐈𝐍𝐍- (expte. D-2966/20) cobra un impuesto del 2% a los fletes de importación y exportación generando un ingreso fiscal constante de U$140 millones para subsidiar la industria naval y reconstruir la flota mercante.

Este espacio que representa a la mayoría de los trabajadores acompaña el 𝐏𝐥𝐚𝐧 𝐍𝐚𝐯𝐚𝐥 𝐀𝐫𝐠𝐞𝐧𝐭𝐢𝐧𝐨 -creado por el Foro Naval 𝘏𝘪𝘱ó𝘭𝘪𝘵𝘰 𝘉𝘰𝘶𝘤𝘩𝘢𝘳𝘥- que establece la fabricación a 35 años de 118 buques graneleros, 39 petroleros, 14 portacontenedores, 2.400 barcazas, y generaría más de 140.000 puestos de trabajo entre astilleros, proveedores y reflejo social. Además, apoya el proyecto de 𝐂𝐫𝐮𝐜𝐞 𝐂𝐨𝐫𝐭𝐨 𝐩𝐨𝐫 𝐀𝐠𝐮𝐚𝐬 𝐀𝐫𝐠𝐞𝐧𝐭𝐢𝐧𝐚𝐬 según lo establece la ley de Integración Territorial 26.776/2012 -promulgada por CFK- y la cotización oficial del Astillero Río Santiago a nombre del Foro Naval para fabricar los dos buques porta rodantes que se necesitan, para lo cual existe un fideicomiso de U$100 millones creado por Axel Kicillof -decreto 1.423/2015- que financia la construcción de los barcos y las obras portuarias, generando más de 10.000 puestos de trabajo. No faltan propuestas, sino decisión política.

Sin industria naval no hay soberanía. Los abajo firmantes nos oponemos férreamente a cualquier injerencia en el Astillero Rio Santiago que ponga en riesgo la fábrica y su condición de 100% estatal e impenetrable al capital privado. Reclamamos la derogación de las leyes y decretos privatizadores y salida de Zona Franca. Reafirmamos nuestra defensa al Convenio Colectivo de Trabajo, ley que regula nuestra actividad. Exigimos volver a trabajar y la inmediata reactivación de las obras para PDVSA que 𝐕𝐞𝐧𝐞𝐳𝐮𝐞𝐥𝐚 financió por adelantado pero Scioli desvió U$ 23 millones de ese pago a la obra del Estadio Único de La Plata. Demandamos la restitución de esta deuda, ignorada por la gestión de Vidal y ahora Kicillof. Reafirmamos nuestro compromiso de unidad entre el 𝐀𝐑𝐒-𝐏𝐞𝐫𝐨𝐧𝐢𝐬𝐭𝐚 y la 𝐏𝐃𝐕𝐒𝐀-𝐂𝐡𝐚𝐯𝐢𝐬𝐭𝐚.

𝐍𝐨𝐬 𝐝𝐞𝐜𝐥𝐚𝐫𝐚𝐦𝐨𝐬 𝐞𝐧 𝐩𝐢𝐞 𝐝𝐞 𝐥𝐮𝐜𝐡𝐚.