CLAVES PARA LA REACTIVACIÓN DE LA INDUSTRIA NAVAL

Por: Social 21, La Tendencia.

1- La nueva Argentina del siglo XXI: Desde el año 2009, la Argentina pasó a ser un país estrictamente marítimo, donde el 63% de nuestro territorio se encuentra en el mar. ¡Es hora que empecemos a nutrir nuestra consciencia marítima!.

2- Volumen de nuestro comercio exterior: La Argentina exporta 100 millones de toneladas de materias primas al año, e importamos 30 millones de toneladas de productos manufacturados. Todo ese intercambio comercial se traslada en buques y como la Argentina desde la destrucción de la marina mercante (y de toda la industria nacional en general) que sufrimos en la década de los 90’, no realiza fletes. Por lo tanto, anualmente pagamos 7 mil millones de dólares a las multinacionales del transporte.

3- Trabajo de calidad para el país: Desde Social 21, La tendencia, impulsamos el Plan Naval Argentino para la recuperación de la marina mercante Argentina volviendo a fabricar buques en astilleros nacionales creando así más de 150 mil puestos de trabajo. Este plan se compone con dos proyectos de ley que hoy en día, cuentan con estado parlamentario.

4- Proyecto autosustentable: El proyecto de ley “transporte por agua con reserva de cargas” viene a recuperar el mercado de fletes marítimos que se encuentran en mano de estas multinacionales. Todos los países del mundo tienen un derecho internacional de realizar el 50% de los fletes de exportación e importación en buques de bandera nacional y el otro 50%, queda en manos del otro país con el que negocias. De esta manera, la Argentina se ahorraría 3.500 millones de dólares al año que podemos destinar a otros planes. El proyecto de ley Fodinn, busca gravar en un 2% a los fletes marítimos de importación y exportación, creando así un fondo de 140 millones de dólares al año que luego asciende hasta los 350 millones dólares. Todo este dinero va a ser destinado a la construcción de los 118 buques graneleros, 39 buques producteros y los 14 portacontenedores que necesita la Argentina para nacionalizar nuestro comercio exterior.

5- Soberanía política: Si queremos ser un país justo, independiente y soberano, debemos volver a navegar, si no, son otros los que deciden por nosotros. El que maneja el flete, maneja todo, lo que entra, lo que sale y el precio.

¡Recuperemos la industria naval! ¡Hagamos fuerza para que estos proyectos se lleven a cabo!