¿POR QUÉ EL CORONAVIRUS PROVOCA LA PÉRDIDA DEL OLFATO?

Según un estudio elaborado por científicos franceses, y publicado en la revista Science

Translational Medicine, la pérdida del olfato se produce porque, al infectarse las neuronas sensoriales, estas “provocan una inflamación persistente” del sistema nervioso olfativo.

Antes se creía que el motivo de la pérdida del olfato era el mismo que el de una congestión nasal. Pero esa teoría fue refutada por este último estudio, cuyo desarrollo estuvo a cargo del Instituto Pasteur de París y la Universidad de Paris, entre otros institutos.

Este trabajo también descubrió que los test nasales pueden fallar en la detección del virus, en pacientes sin olfato, porque el SARS COV-2 (el virus) puede “persistir al fondo de las cavidades nasales”. En ese caso, “un cepillado nasal” (otra técnica para detectar el cóvid) puede ser la solución.